¿Cuándo debo homologar los neumáticos? Requisitos y proceso para llevarlo a cabo

¿Tienes claro en qué momento homologar los neumáticos? Si la respuesta es no, te invitamos a seguir leyendo este nuevo post del blog.

Si queremos cambiar las llantas tenemos que saber qué dice la ley de homologación al respecto. Según esta norma, la homologación de los neumáticos es obligatoria en estos casos:

  • Si el perfil de la llanta corresponde al neumático
  • Si tiene el mismo diámetro exterior, con una tolerancia +/- 3%.
  • Si el código de categoría de velocidad es igual o superior al original.
  • Si el índice de carga es igual o superior al original.

Cuando hablamos de eventuales modificaciones en los neumáticos, susceptibles de homologación, nos referimos por ejemplo a: variación en las dimensiones, diferentes códigos de velocidad e índices de carga o utilización de neumáticos de diferentes características para el eje delantero y trasero.

Todos los neumáticos montados en un vehículo, menos los de repuesto, han de tener la misma estructura en cuanto a las características técnicas de la carcasa (radial, diagonal, cinturado, etc.). Todos los neumáticos montados en un mismo eje deben ser iguales. Deben instalarse en llantas con un ancho de garganta que sea compatible con la medida del neumático. Además, los neumáticos no pueden sobresalir de la carrocería o aletines del vehículo.

Al realizar un cambio de neumáticos no siempre será necesaria la homologación. Por ejemplo, podemos homologar neumáticos con un incremento de hasta el 10% del diámetro exterior sin tener que desplazar el vehículo ni realizar ninguna prueba o ensayo.

Por lo general, el neumático que montamos debe tener un código de velocidad superior a la velocidad máxima declarada por el fabricante para el vehículo.

Cómo saber qué neumáticos para coches podemos usar

Antes de cambiar los neumáticos, es recomendable revisar la tarjeta de inspección técnica del vehículo para conocer los datos referentes a la medida homologada de ruedas por el fabricante del vehículo.

Los cambios de neumáticos no pueden producir ninguna anomalía en el resto del vehículo. Además, la llanta de montaje ha de ser la que corresponde con el neumático. Hay que comprobar también que los neumáticos no interfieren con otros componentes del vehículo. Si no se usan unos neumáticos equivalentes no se superará la ITV y no se circulará de forma segura.

Una vez esté instalado el conjunto de las nuevas llantas, hay que comprobar que el desarrollo no supere el 3%. Si las equivalencias son correctas, los neumáticos serán correctos y homologados. Si quieres saber más sobre qué neumático es el adecuado para tu coche en Pinchazos 24h te explicamos todo lo que debes tener en cuenta.

homologar neumaticos

¿Cuándo homologar los neumáticos?

Recuerda que los neumáticos son uno de los componentes más importantes del vehículo, elementos que están en contacto con la carretera. Hemos de elegirlos en función de por dónde vayamos a circular (asfalto, arena, barro, nieve).

Por ejemplo, cuando nuestras necesidades de conducción cambian. Podemos colocar neumáticos con características distintas a los originales. En cuanto a tamaños, condiciones de equivalencia, códigos de velocidad, índices de cargas, etc.

Por ejemplo, cuando nuestras necesidades de conducción cambian. Podemos colocar neumáticos con características distintas a los originales. En cuanto a tamaños, condiciones de equivalencia, códigos de velocidad, índices de cargas, etc.

Requisitos para la homologación

Todos deben tener la misma estructura de carcasa. Han de ser radiales o diagonales. Todos los neumáticos montados en un mismo eje han de tener las mismas características. Han de colocarse en llantas con bandas de gargantas asimilables por las medidas de los neumáticos.

Si cambiamos los neumáticos por unos con distintas características y medidas no siempre estaremos hablando de reformas y por eso no habrá que homologar. Tampoco si los neumáticos son equivalentes a los que trae el vehículo de fábrica.

Al homologar neumáticos no equivalentes, los parámetros distintos han de mantener unos márgenes mínimos. El índice de carga de los neumáticos debe ser igual o superior. El código de velocidad, superior o igual. Por otro lado, los perfiles de las llantas de los montajes deben ser compatibles con los neumáticos y el diámetro exterior del neumático no debe sobrepasar la tolerancia del 3% como máximo.

Si los neumáticos homologados para el vehículo no están incluidos en la tarjeta de ITV, no es obligatoria la homologación. Hará falta eso sí una comunicación administrativa en la ITV.

Proceso de homologación

Tras elegir los neumáticos has de pedir al taller que rellene un certificado de montaje donde consten los datos y los del vehículo. Debe figurar el número de registro del taller, una firma autorizada y el sello de la empresa montadora de los neumáticos.

Se puede acudir a una empresa que cuente con el servicio de homologaciones de neumáticos, la que se pondrá en contacto con un laboratorio acreditado. Hay que aportar las medidas, los índices de velocidades y los índices de cargas. Hay que homologar neumáticos para la ITV con el certificado del taller y el del laboratorio. El original se queda en la estación de la ITV, que emitirá un informe satisfactorio con las modificaciones realizadas en las ruedas.

Si tienes dudas o bien quieres saber más información sobre homologar neumáticos, puedes preguntar a nuestros expertos o consultar el estado de tus neumáticos en nuestro taller.


Ver servicios

Post más recientes

Viajar en coche este verano: tips para tenerlo todo bajo control
Ya prácticamente está aquí el verano, y son muchas las personas que
¿Qué duración tienen los neumáticos de coche?
Todo el mundo sabe que los neumáticos de coche son una parte
¿Qué es y cuál es el código de velocidad de los neumáticos? ¿Cómo afecta a mi vehículo?
¿Conoces el código de velocidad de los neumáticos? Comprar neumáticos, aunque lo